Massive Attack en la Ciudad de México

Con el paso de los años Massive Attack se ha transformado en sinónimo de calidad y su presentación en vivo no fue diferente. La encargada de abrir el concierto fue Martina Topley-Bird la cual, según escuché, ofreció una excelente presentación al lado de un baterista/luchador/ninja. La verdad es que por azares del destino no pude ver la presentación de Martina, pero el ver a Massive Attack lo compensaría.

El escenario del Auditorio se cubría con humo a la vez que luces de tonos rosas y morados iluminaban el escenario y entonces la banda tomó el escenario para interpretar United Snakes. Probablemente uno de los números más pesados, United Snakes empezó con fuerza y conforme avanzaba la canción iba subiendo de intensidad hasta llegar a un climático final en donde los dos bateristas intercambiaban sus mejores ritmos. Tras una fuerte ovación la banda siguió con Babel, en la cual Martina Topley-Bird fue la encargada de los vocales. Daddy G subió al escenario e interpretaron Risingson en la cual el rap de 3D y la profunda voz de Daddy G se intercalaban logrando un efecto hipnotizante en la mayor parte de los asistentes. Siguieron con Girl I Love You y Psyche las cuales tuvieron como vocalista a Horace Andy y a Martina Topley-Bird respectivamente. A estas alturas el público se veía embelesado, no gritaban ni saltaban pero tampoco podían de dejar de ver al grupo era como si estuvieran totalmente hipnotizados.



“La siguiente canción es del disco con el que vinimos por primera vez en el 2004” anunció 3D antes de interpretar Future Proof. Después de un fuerte aplauso Martina tomó nuevamente el escenario y comenzó una versión minimalista de Teardrop. A pesar de que la versión sonó muy bien y de que fue uno de los momentos más emotivos del concierto, me sorprendió que el público no tuviera una reacción más emotiva ante la canción. Para seguir el grupo continúo con la canción que comparte el título con su aclamado disco Mezzanine la cual logró una fuerte ovación por parte del público y prepararía el camino para el cierre de la primera parte del show.



Usando una especie de atuendo plateado y un sombreo muy peculiar Horace Andy retomó el escenario para interpretar Angel la cual fue una de las más coreadas y emotivas de toda la noche. Tras una fuerte ovación subió al escenario Deborah Miller, de corta estatura pero con una voz impresionante. El grupo interpretó Safe From Harm, la cual fue una combinación perfecta entre los vocales de Miller, de 3D y la guitarra que le agregaba un groove muy peculiar a la canción. Al igual que con muchas canciones de Massive Attack, el final se extendió lo que dio paso a que la cantante saliera del escenario en lo que terminaba la canción recibiendo así un fuerte aplauso y desatando gritos en todo el Auditorio. La siguiente canción comenzó con una intensa interpretación en la batería la cual inmediatamente puso a la mayor parte de los asistentes a moverse al ritmo de los tambores. Con 3D susurrando en los micrófonos el grupo interpretó Inertia Creeps la cual fue uno de los mejores momentos de la noche. Nuevamente producía ese efecto hipnotizante en el que la gente parecía poseída por la música. Poco a poco todos los elementos se fueron uniendo en la canción hasta llegar a un climático final que le pondría fin a la primera parte del concierto.



Después de muchos aplausos y gritos el grupo retomó el escenario para interpretar Splitting the Atom. La canción fue todo un espectáculo ya que Horace Andy, 3D, Daddy G y un trompetista invitados se encargaban de intercambiar versos y coros. La verdad es que Splitting the Atom es de esas canciones que suenan mucho mejor en vivo y sin duda alguna e trompetista invitado le dio un toque muy especial. Deborah Miller regresó al escenario para encargarse de los vocales de Unfinished Sympathy. Durante Safe From Harm demostró tener una voz impresionante, pero fue en Unfinished Sympathy donde verdaderamente expuso el poderío de su voz logrando tonos muy altos y provocándonos escalofríos a más de uno. Tras una fuerte ovación la cantante agradeció al público y salió dl escenario. 3D regreso para interpretar Atlas Air. Con un teclado hipnotizante, sintetizadores y una duración de casi diez minutos, Atlas Air sólo podía ser descrita como épica. Tras un fuerte aplauso Daddy G subió de nueva cuenta al escenario y los dos vocalistas comenzaron a interpretar Karmacoma. La canción fue bien recibida y puso a la mayor parte de los asistentes a bailar a pesar de esto, y de que contó nuevamente con una interpretación del trompetista, creo que fue una forma un poco débil de cerrar el concierto. Posteriormente 3D, Daddy G, la banda y sus vocalistas invitados fueron al centro del escenario para recibir una fuerte ovación por parte del público el cual se veía muy satisfecho, cerrando así una gran noche.



Algo que cabe destacar son la iluminación y visuales de la banda, los cuales son la parte más crítica del show. La iluminación es espectacular y hay luces por todo el escenario pero se usan de tal forma que complementan muy bien el show, un claro ejemplo de esto fueron las luches que salían detrás de la pantalla durante Inertia Creeps. Pero el punto central y hasta cierto punto un show en sí mismo, en la pantalla que acompaña a la banda. En forma de una persiana gigante la pantalla mostraba luces de diferentes colores, estadísticas, imágenes políticas y frases (en español) que criticaban la sociedad contemporánea. En Atlas Air la pantalla mostraba rutas y datos de vuelos pero para el final intercalaba banderas de varios países con logos de marcas conocidas. En Girl I Love You la pantalla mostraba cantidades que iban desde el gasto de políticos en papel de baño hasta los daños del terremoto en Haití. Probablemente la canción con más mensajes políticos y sociales fue Inertia Creeps. Durante esta canción en letras verdes gigantes aparecían titulares de noticias reales relacionados a celebridades mexicanas (fue un poco surrealista ver a Massive Attack y de fondo ver un letrero gigante que decía Verónica Castro) e internacionales y política nacional. Conforme la canción llegaba a su climático final se mostraban varios mensajes entre ellos “Viva México Cabrones” “200 años de Libertad?” y “100 años de Revolución?”.



El show de Massive Attack tuvo de todo, excelente música e interpretación, calidad de audio y visuales y un mensaje de fondo garantizándole así, un lugar dentro de los mejores conciertos del año.



Un usuario de Youtube grabó todo el concierto en una calidad bastante decente, pueden ver sus videos dando click aquí.

1 comentarios:

Mike

2 de abril de 2010, 23:58

Que mal pedo que nadie te haya comentado por tu reseña, es buena y concisa.

De casualidad ¿hay algún audio o video completo de esta presentación?