Arctic Monkeys en el Estadio Azteca

Foto cortesía de Toni François

Llegué al Estadio Azteca aproximadamente a las 19:30 y desde ese momento se notaba que el público estaba muy impaciente. Todavía no era hora de entrar y ya aventaban botella de cervezas, refrescos y agua entre otras cosas. Finalmente poco después de las ocho abrieron las puertas y entró la multitud. Cuando entre a la explanada (un poco después de las 21:00) noté que había varios problemas con la sección preferente. Dichos problemas se complicarían y causarían que el concierto comenzara con casi dos horas de retraso, logrando el descontento de casi todos los asistentes. Cerca de las 23:40 los Arctic Monkeys subieron al escenario.

Alex Turner tomó el micrófono y agradeció al público por su paciencia, inmediatamente la banda comenzó el concierto con Dance Little Liar. El enérgico final de la canción sirvió para animar a la mayor parte de los asistentes (que ya lucían algo cansados y enojados) y para dar paso al siguiente trío de canciones. Continuaron con Brianstorm, una de las mejores canciones de la noche, la cual logró que la mayor parte del público se animara y comenzara a saltar. Siguió This House is a Circus y una versión extendida de Still Take You Home, las dos canciones lograron que la gente entrará en ambiente, podría parecer que la mayoría había olvidado la espera. Desafortunadamente la banda decidió seguir con Potion Approaching, una de las canciones más pesadas de Humbug, la cual bajó los ánimos de la gente. La siguiente canción fue Red Right Hand, un cover de Nick Cave & the Bad Seeds. El cover sonó muy bien, y aún más importante sonaba como una canción de los Arctic Monkeys, la banda logró adaptar la canción con éxito, pero los asistentes no respondieron con mucho entusiasmo.

Foto cortesía de Toni François

Acto siguiente, la banda interpretó los sencillos My Propeller y Crying Lightning, los cuales fueron muy coreados por parte de los asistentes. El concierto nuevamente subió de ritmo cuando la banda interpretó The View From the Afternoon, logrando que una buena parte del público comenzara a saltar y bailar. Al terminar la canción Alex Turner gritó: “Ladieees” logrando un ensordecedor grito por parte de las mujeres en la audiencia y sin que nos dieran mucho tiempo para reaccionar la banda comenzó a tocar I Bet That You Look Good on the Dancefloor. Como era de esperarse, el público se volvió loco durante esta canción, y comenzaron a corear a todo volumen mientras bailaban, gritaban y saltaban. Al terminar la canción el grupo recibió una fuerte ovación por parte del público que se encontraba lleno de energía. Turner se acercó al micrófono y dijo que tocarían algo un poco más tranquilo lo cual desató un fuerte “Nooo” por parte de la audiencia. El grupo continuó con Cornerstone y If You Were There Beware, las cuales fueron bien recibidas por el público, pero no tuvieron el efecto de Brianstorm y I Bet You Look Good on the Dancefloor.

Foto cortesía de Toni François

Para continuar, la banda interpretó Pretty Visitors, la cual suena muy bien en vivo. Claramente se notaba la producción e influencia de Josh Homme. El público respondió bastante bien, probablemente fue una de las canciones de Humbug que tuvo mejor respuesta. Siguieron con Do Me A Favour, la cual no logró causar gran impacto en un público que ya se notaba cansado. Al terminar, la banda interpretó las primeras notas de su siguiente canción, los asistentes inmediatamente notaron que se trataba de When The Sun Goes Down. El público revivió por unos segundos para cantar la primera parte de la canción al mismo tiempo que Turner hacía señas para que la gente gritara más fuerte. El público enloqueció durante When the Sun Goes Down, gritaron, saltaron, empujaron y cantaron todo lo que pudieron. Al terminar la canción, la banda se llevó la ovación más grande de la noche justo antes de salir del escenario.

Foto cortesía de Toni François

Pasaron unos minutos antes de que la banda regresara al escenario para interpretar Fluorescent Adolescent. El público coreo el segundo sencillo de Favourite Worst Nightmare con todas sus fuerzas, pero ya se notaban cansados y desganados. La banda agradeció al público mexicano por todo y procedió a interpretar una versión extendida de 505 la cual serviría como conclusión de una noche agridulce.

Decir que el retraso no impacto el concierto sería mentir, definitivamente logró que el público estuviera cansado y enojado antes de que comenzara el concierto. El otro gran problema fue el setlist. Al salir del estadio el comentario que más escuché era: “les faltó esa, les faltó aquella”. El orden del setlist también fue problemático ya que poner I Bet You Look Good on the Dancefloor y seguirlo con Cornerstone sólo logró que el público perdiera interés.

Foto cortesía de Toni François

La banda, a pesar de estar bajo la influencia de demasiadas sustancias, logró dar un muy buen concierto donde demostraron sus habilidades musicales. Son una banda que sin interactuar mucho con la audiencia logran dar una buena presentación llena de energía. Definitivamente Matt Helders, baterista de la banda, se lleva la noche, demostrando su habilidad detrás de la batería. Canciones de Humbug como Pretty Visitors y Potion Approaching se escuchan mucho mejor en vivo y se nota la influencia de Josh Homme.

¿Veredicto final? Los Arctic Monkeys son una muy buena banda en vivo, no interactúan mucho con las personas, pero logran mover al público sin hacerlo y suenan muy bien en el proceso. Sería bueno verlos con un mejor setlist y en otra situación.


Setlist:


Pueden ver todas las fotos de Toni François dando click aquí.

6 comentarios:

Anónimo

24 de abril de 2010, 21:09

bajo la influencia de que sustancias se encontraba? supongo que el alcohol, que mas?

Arctic Eli

25 de abril de 2010, 19:50

El problema es que por el tiempo acortaron el setlist...siempre tocan 19 canciones, en esta ocasión fueron sólo 17... En lo personal fue el mejor concierto al que he asistido, fue genial ver a mi banda favorita en vivo, esos problemas fueron lo extramusical, lo más importante para mí es la música. Y Arctic Monkeys son una de las mejores bandas en vivo en la actualidad.

¿Bajo la influencia de varias sustancias?? No toman más que cerveza y margaritas!!!

Anónimo

25 de abril de 2010, 20:07

yo ame el concierto

El Fifiriche

26 de abril de 2010, 9:05

"La banda, a pesar de estar bajo la influencia de demasiadas sustancias", ¿De dónde sacas eso, cómo lo sabes?

Hypnotic.Gaze

28 de abril de 2010, 21:31

Yo también concuerdo con que tu comentario sobre el uso de "sustancias" debe de estar fuera de una reseña.

Anónimo

29 de abril de 2010, 10:13

ademas se hace wey y no contesta...se hace de la vista gorda, tuvo que leer los mensajes para permitir la publiciacion y ahora ni contesta

no digas cosas tan a la ligera, a menos que tengas como comprobarlo y no que sea "el amigo de mi amigo del primo del sobrino del hermano me dijo"