El Regreso de los Caballeros: Muse en el Foro Sol

Si tienen ganas de ver un buen espectáculo, tanto musical como visualmente, Muse es su opción. El trío de Devon demostró el martes de la semana pasada porque son considerados una de las mejores bandas en vivo hoy en día.



Había mucha expectativa dentro del Foro Sol, ésta llegó a su máximo cuando comenzó la introducción pre-grabada We Are the Universe. En cuanto la banda subió al escenario(o a las torres para ser más precisos) unas mantas que cubrían las torres fueron removidas revelando unos visuales impresionantes. Inmediatamente el grupo comenzó con Uprising, la cual fue muy bien recibida por la audiencia. El resto del setlist fue compuesto principalmente por canciones de The Resistance y Blackholes & Revelations. New Born tuvo excelentes visuales que combinaban decenas de ojos que aparecían en las torres y un sin fin de lasers que deleitaban al público. Supermassive Black Hole e Hysteria fueron favoritas del público quienes no pararon de saltar durante las dos canciones. Al final de Hysteria, Muse interpretó un pequeño fragmento de Back In Black de AC/DC sorprendiendo a más de uno. MK Ultra y Nishe sonaron muy bien, pero no causaron gran impacto en la mayor parte del público.



Durante Nishe, la banda regresó a las torres (que se elevaban y descendían a lo largo del concierto) y un piano apareció en la torre de Bellamy. La banda inmediatamente interpretó la épica United States of Eurasia y la clásica Feeling Good, logrando un ensordecedor grito por parte del público. Howard comenzó a tocar la batería e inmediatamente Wolstenholme subió a la plataforma donde se encontraba la batería. La plataforma comenzó a levarse y dar vueltas mientras el dúo interpretaba Helsinki Jam.


Tras el jam, Bellamy regresó al escenario con un nuevo atuendo y con una keytar, tras un breve solo la banda interpretó Undisclosed Desires, desatando gritos y aplausos de los asistentes (particularmente de las mujeres en la audiencia). Acto siguiente, la banda interpretó Starlight la cual, como era de esperarse, fue la más coreada de todo el concierto. Siguieron con Unnatural Selection, el sonido fue impecable y el final de la canción sirvió para demostrar las habilidades de todos los integrantes de la banda. Para continuar, Muse interpretó Time is Running Out. Como era de esperarse, y al igual que en su concierto de hace unos años en el Palacio de los Deportes, Time is Running Out fue una de las canciones más aplaudidas y logró que todo el público saltara de principio a fin. Tras un fuerte aplauso, Bellamy tomó su guitarra y nuevamente tocó uno de sus característicos solos, el cual dio paso a Plug In Baby. La respuesta fue excelente y nuevamente el público grito a todo pulmón, cerca del final de la canción, decenas de globos blancos fueron lanzados por todo el Foro (como dato curioso, algunos de esos globos eran sobrantes de los usados en el concierto de los Yeah Yeah Yeahs). El grupo terminó y se despidió de México, lo que causó que la gente comenzara a gritar el nombre de la banda.



Muse regresó al escenario para interpretar la primera parte de Exogenesis. En un principio sonaba bastante bien pero conforme avanzaba perdió fuerza y la mayoría de los asistentes se distrajeron. Cabe mencionar que los visuales mostrados durante Exogenesis fueron excelentes, logrando crear la sensación de que la banda se encontraba en el espacio. La banda decidió cerrar con broche de oro e interpretaron Stockholm Syndrome, que sin duda alguna fue uno de los grandes aciertos de la noche. Posteriormente se apagaron las luces y el bajista regreso al escenario para interpretar el tema de “Érase una vez en el Oeste” en la harmónica. Bellamy y Howard regresaron al escenario, el primero usando la bandera de México como capa e interpretaron Knights of Cydonia. Probablemente el mejor momento de la noche fue el comienzo de la canción antes mencionada, donde todos los asistentes saltaban y tarareaban la tonada de la canción al unísono, haciéndola sonar como un himno. La banda terminó la canción con un explosivo final que logró que la audiencia exclamara y aplaudiera sin cesar, cerrando así una excelente noche.



Lo bueno: Las torres, la iluminación y los lasers eran impresionantes, un show por si solo que valía la pena. Los constantes solos de Bellamy y los jams de toda la banda.

Lo malo: Parece ser que Muse ha olvidado sus primeros tres discos, y cuando una banda tiene 5 discos en su haber, un setlist de 19 canciones se siente corto.

Lo feo: Gran parte de los asistentes sólo conocían los sencillos de The Resistance y Blackholes & Revelations.

Definitivamente Muse es una banda que debe de ser vista y escuchada en vivo, si algún día tienen la oportunidad de hacerlo no lo duden. Muse se ha convertido en garantía de un buen show.

Setlist:


7 comentarios:

Anónimo

24 de abril de 2010, 1:17

el mejor concierto de la noche? pues cuantos hubo?

MARIANA DAMIAN

24 de abril de 2010, 7:18

Me gustó tu reseña, felicidades!!..y ahora a esperar para ver qué podrá traer Paul MacCartney...parece que en expectáculo visual, ya lo hemos vsito todo, no? Excelente concierto!!
- ah! al "anónimo" que dejó el comentario anterior..al menos debió dejar su nombre..para saber quien es el "corrector de estilo"..habiendo tanto qué decir de tu reseña..terminó por decir...

El Fifiriche

27 de abril de 2010, 8:31

"Lo feo: Gran parte de los asistentes sólo conocían los sencillos de The Resistance y Blackholes & Revelations." ¿Qué tiene de feo, entonces que no vayan? Es patética la actitud sectaria y fascista de los blogs que constantemente se quejan porque los asistentes "so son fans" o porque "socializan". El fanatismo es ridículo por definición (pero como no conocen la historia del rock y equiparan a Muse con The Beatles o Pink Floyd, leyendas que tuvieron una relación amarga con el fanatismo y que indudablemente preferían pasar su tiempo con quines no los trataran como dioses), además si se trata de ir a un lugar a sólo cantar "lo que conoces", ¿qué pasa con la espontaneidad en el rock y la capacidad de asombrarse por algo nuevo? Es aburrido lo que manifiestan, ustedes han de serlo. Que ustedes a lo mejor sean incapaces de apreciar lo que desconocen, no significa que sea así para todos o que uno sólo disfrute si grita como desposeído (parece una adolescente y exagerada necesidad de "demostrar", como si a uno le pagaran por ir y no viceversa). El rock es incluyente, mientras que la actitud de los que ni siquiera saben escribir no, siempre con recuentos que parecen narraciones de fútbol, con "me gusta o no me gusta" o narrando lo que todo mundo puede ver con sus ojos; su profundidad y análisis cultural es nulo. En otras palabras, bájenle de huevos, están lejos de los pedestales en los que se creen y además son tan frágiles que les afectan nimiedades resumidas en choros de fan que expresa su necesidad de pertenencia e individualidad con: "no son fans, fresas, socializan"… parecen resentidos. Y ojo, tratándose de grupos como Muse, sigue siendo sólo entretenimiento.

LGKING

27 de abril de 2010, 17:41

@Anónimo: Corregido, aunque esa noche hubo dos conciertos el Indie-O Fest y Muse.

@Marian Damian: Muchas gracias! Seguramente el concierto de Sir. Paul será algo muy especial.

@El Fifiriche: Lo feo es que, por lo general, cuando lo único que conocen son los sencillos, y ni siquiera todos, sólo ponen atención a esas canciones y el resto del tiempo se le pasan tomándose fotos con la banda de fondo, o hablando sobre la fiesta del fin de semana. Si hubiera esa inclusión de la que hablas otra cosa hubiera sido, en el caso de Muse no fue así. Una cosa es que no conozcas y vayas a conocer, y otra es que no conozcas y prefieras hacer otras cosas, ignorando el concierto y molestando a los que si ponen atención. Nosotros vamos a conciertos de bandas que nos gustan y otras que no conocemos(como fue el caso de Fischerspooner y Kashmir) y como podrás leer en las reseñas los disfrutamos bastante.

Saludos

El Fifiriche

28 de abril de 2010, 11:42

Bueno, discrepo parcialmente, aunque se vale pensar distinto. Me dejo llevar por lo que creo una tendencia generalizada no sólo en este blog; pero tampoco es para que me acelere.

Saludos

C#ito

29 de abril de 2010, 0:03

No creo que los globos fueran de los sobrantes de los YYY's Muse siempre saca esos goblos cuando interpretan Plug in baby o solo que hayan tenido forma de ojo...

Nidia

31 de mayo de 2010, 14:11

Muy padre tu reseña. Si, Muse estuvo genial, en cuando a espectáculo, lo visual estuvo perfecto. No puedo decir cual de las tres veces que he tenido oportunidad de verlos es la mejor. concuerdo en que se extrañan las canciones de OOS y Showbiz, pero bueno, venían a promocionar The Resistance :( . Eso de los globos lo vienen haciendo desde Hullabaloo, al menos en ese DVD es donde yo vi por primera vez que lo aplicaban :D. 2010 año de muy buenos conciertos !!