Beach House en el Lunario


Reseña:Cristina Raicovi
Fotos: Cortesía de Arts & Crafts México


Cuatro meses después de haberse anunciado la fecha, Beach House visitó nuestro país para promocionar su más reciente material: Teen Dream (álbum editado por la disquera Sub Pop y, en nuestro país, por Arts & Crafts México). Con 3 discos en su haber, el dúo integrado por Victoria Legrand y Alex Scully se estrenó en nuestro país ante un sold-out en el Lunario del Auditorio Nacional.

A las 21:30 horas el Lunario se encontraba prácticamente al total de su capacidad, la banda mexicana Songs for Eleanor fue la encargada de amenizar la espera. Los teloneros iniciaron puntuales, y a pesar de que la audiencia se mostraba ansiosa por escuchar al dúo de Baltimore, el set de aproximadamente 30 minutos fue bien recibido por el público.

Las luces se apagaron a las 22:48 y se escuchó el intento de español de Alex Scully: "Hola, ¿cómo estás?". El primer tema que interpretaron fue Walk in the Park, al concluir la primera probadita de lo que tenían preparado, fue turno de Victoria Legrand practicar su español "Muchas gracias por venir" y ejecutaron otro track del Teen Dream, Lover of Mine.


El dúo repitió el setlist que ha venido presentando en esta gira, incluyendo prácticamente todo el Teen Dream, 3 temas del Devotion, Master of None de su álbum debut y White Moon, tema nuevo que han venido presentando en esta gira.

A comparación de la decoración que han venido usando en su gira, el escenario del jueves pasado lucía minimalista y centraba la atención en el hairbanging de Legrand y Scully. El hype alrededor de Beach House incluía ser aclamados por Pitchfork, por integrantes de Grizzly Bear, covereados por Toro y Moi, Little Girl... y en vivo no decepcionaron. Demostraron que van más allá de las etiquetas simplistas que los catalogan como más de lo mismo, la melosidad que puede llegar a empalagar en la versión estudio funciona mucho mejor en vivo. El rango de Legrand se aprecia más que en su versión estudio, la ambigüedad de su voz empalma perfecto con los efectos detonados por la guitarra y pedalera de Scully.


El dúo saludó en repetidas ocasiones y se mostró agradecido con el público. Durante el transcurso del show nos condujeron con ritmos melosos, acordes meticulosos y una combinación de efectos-synth-drums acertadamente equilibrados y acentuados con vocales graves. Ante tal demostración no era difícil entender el título del Teen Dream, Beach House crea un viaje de ensueño, armonías etéreas y efectos atmosféricos, grandiosidad y el poder narcótico-solemne de Legrand, como si se dirigiera solo a ti.

Felicidad, nostalgia, melancolía, tristeza... It can't be gone, we're still right here / Love's like a pantheon, it carries on forever... un viaje agridulce que concluyó con 10 Mile Stereo. Dejándonos con ganas de más, Beach House demostró ser un gran anfitrión. Solo queda esperar que vuelvan a visitarnos para promocionar su siguiente material.

Setlist:

2 comentarios:

beatlebum

22 de mayo de 2010, 10:23

Qué buena reseña, Cris. Leyéndola me doy cuenta que sí me perdí de un buen show.

Anónimo

26 de mayo de 2010, 14:32

Yo tenia boletos y no pude ir, leer esta reseña me dan ganas de darme de topes contra la pared...