Reseña: Maps and Atlases @ Caradura


Llegar al Caradura el jueves por la noche fue una situación extraña, ya que la entrada parecía mas apropiada para el karaoke que se encuentra a unos metros de este foro. Incluso una vez dentro, uno se atrevió a preguntar si "las niñas pagaban igual" como si fuera antro donde las mujeres no pagan antes de las 11. En fin, el Caradura se iba llenando poco a poco para el segundo concierto de Maps and Atlases en la Ciudad de México.

Los comentarios del primer concierto de la banda originaria de Chicago fueron positivos, por lo que para esta segunda fecha se tenían altas expectativas. El Mañana y Vicente Gayo fueron los encargados de empezar lnoches, los primeros con con sus sonidos de aparente calma que iba desapareciendo conforme avanzaba su set, para terminar con un estruendo organizado que inspiró al guitarrista a estrellar su instrumento contra la cara del bajista de una manera amistosamente violenta. Vicente Gayo con su caos en 8-bits involucró a los presentes a ser parte del show, cantando entre ellos y aventando latas a manera de shakers. Lo mejor estaba por llegar.

El Mañana

Vicente Gayo

Maps and Atlases tomó el escenario después de unos contratiempos de sonido, pero una vez entrada la primera canción, todo eso quedó atrás para brindarnos un concierto que sorprendió a los fans que ocuparon la parte mas cercana al escenario. ¿Recuerdan a los que mencionamos al inicio? A ellos los podías escuchar hablando entre canciones, pero afortunadamente el ambiente lo pusieron los que si iban a ver al grupo.

Sin duda, quienes se llevaron el show fueron Chris Haineyyen la batería y Shiraz Dada, bajista de la agrupación. El primero parecía haberse equivocado de grupo, quien con un golpeo frenético a los tambores contrastaba con la aparente tranquila ejecución del resto de los integrantes. Shiraz era todo un show por si mismo. Paseaba por todo el escenario con unos pasos que uno podría aprender en una escuela de riverdance (si existiera una), portando en todo momento una cara de seriedad que quien lo veía no podría imitar. Erin Elders en la guitarra era un poco más conservador, y Dave Davison aprovechaba toda oportunidad de agradecer al público por su entrega, y mandó un saludo a Phantogram, banda que se presenta en el mismo foro, deseando que tuvieran una gran recepción, igual a la que vivió Maps and Atlases en estas dos noches increíbles en el Caradura.


Después de poco mas de una hora, la banda se despidió del escenario decorado don luces de Navidad y letras de cartón que formaban el nombre del grupo. Aunque breve, fue un gran concierto que dejó contentos a los fans que llenaron el lugar las dos noches.

1 comentarios:

Anónimo

22 de agosto de 2011, 12:50

yeah estuvo genial!!!