Reseña + Fotos: Smashing Pumpkins @ Arena Ciudad de México


Ya nos lo había advertido Billy. El setlist se compondría de todo el Oceania y después algunos clásicos. Lo mismo repitió este sábado frente al público y lo segundo logró despertar un poco al público que "disfrutó" la primera parte del concierto cómodamente desde sus asientos. Al parecer, los Smashing Pumpkins padecen ya del síndrome de banda clásica tipo Rolling Stones en el sentido en que ya no nos interesa oír lo nuevo mientras vengan a tocar todos sus sencillos que conocemos y amamos. Peor aún, esto parecía ser un concierto tipo Yes o Creedence en los que los fans se ponen de pie únicamente con Roundabout o Proud Mary.

En defensa del primer bloque del concierto, la propuesta visual era sorprendente. Una esfera inmensa se encontraba arriba de Billy, Nicole, Mike y Jeff que servía de pantalla donde los visuales proyectados fueron cuidadosamente planeados al ritmo de las canciones de Oceania, logrando una experiencia envolvente. Pocos fans dominaban el nuevo álbum, algunos se dejaban llevar por lo que percibían, otros simplemente esperaban el bloque de los clásicos que se nos había prometido.



A manera de interludio, después de escuchar Oceania en orden y en su totalidad, los Smashing Pumpkins interpretaron una versión increíble de Space Oddity, original de David Bowie, la voz de Corgan podía representar perfectamente la desesperación y tragedia de Major Tom. Con este cover comenzó la locura, la gente poco a poco comenzó a levantarse de sus asientos y por fin explotó con X.Y.U. Incluso el escenario ya tenía más luz y todo empezaba a sentirse más como un auténtico concierto. La nostalgia ya se había apoderado de todos y si, tal vez estos no sean los verdaderos Pumpkins, no es lo mismo sin Chamberlin, Iha o D'Arcy, pero la nueva banda hace justicia a los clásicos con ejecuciones impecables e incluso versiones alternas en el caso de Stand Inside Your Love o Ava Adore.


Saliendo del concierto siempre habrá discusiones sobre qué canciones faltaron en el setlist (y más en el camino de regreso de la Arena que a pocos les ha de quedar cerca, así que hay bastante tiempo para discutir). Para agregarle a las discusiones, al final del concierto nos apoderamos de un setlist donde las tres canciones finales se decidieron de entre un "pool" de 6 opciones. ¿Cuáles dejaron fuera? Quiet, Today y Zero. A pesar de eso, las opciones que sí escuchamos fueron una gran rendición a 33, 1979 y el final con Cherub Rock.

Así concluyó la presentación en la Arena Ciudad de México que recibió a aproximadamente 11,000 fans de la banda, algunos salieron satisfechos, algunos con sentimientos encontrados, pero nos atrevemos a decir que todos llenos con la dósis de nostalgia noventera que merecemos de vez en cuando.



Fotos y texto: Diego Figueroa

0 comentarios: