Reseña y Fotos: Megadeth @ Pepsi Center WTC



Hace un año, en noviembre para ser exactos, Megadeth vino a promocionar su treceavo disco de estudio, apropiadamente titulado Thirteen. Recuerdo que esa vez llegué corriendo y en punto de las 8:30 ya había comenzado el concierto. Para las 9:50 ya todos estábamos afuera, pensando en que había terminado muy rápido el concierto, además de que el sonido no había sido el mejor. A los que fueron a Guadalajara entiendo que les fue peor ya que el set terminó antes por algún problema con seguridad, según tengo entendido. Fue después de ese concierto que Dave Mustaine prometió regresar a nuestro país, y es así como 10 meses después, tuvimos a la banda de regreso ahora en el nuevo Pepsi Center WTC y como parte de la gira del 20 aniversario del álbum Countdown to Extinction.

A diferencia de la vez pasada, el concierto empezó ahora alrededor de las 9:30 con Trust y sus versos en español. Buena elección para tener al público en la mano desde los primeros instantes. Después, Hangar 18, la que considero la mejor canción del grupo. El setlist que han estado tocando en toda la gira no cambió, y por esto sabíamos que seguirían con algunos hits para después arrancar en orden con el álbum que celebrábamos esta noche. La primera parte nos trajo también favoritas como A Tout le Monde, ahora con el coro francés que se oía muy bien en todo el foro y Whose Life (is it anyways?). Las pantallas en ocasiones mostraban visuales de guerra, simulaban amplificadores y también mostraban a la mascota del grupo, Vic Rattlehead.




En el momento en que sonó Skin O' My Teeth arrancamos de lleno con el Countdown to Extinction, recorriendo los 11 tracks que lo componen, entre ellos Symphony of Destruction y Sweating Bullets. Hace un año recuerdo haber visto a una niña de no más de 12 años en hombros de su padre cantando TODA la letra de Sweating Bullets, incluso haciendo gestos según lo que decía. Hoy me quedé con la teoría de que esta canción es la favorita para los fans más pequeños de Megadeth, ya que ahora no fue uno si no dos niños los que la cantaron.

Después de Ashes in Your Mouth, último track del Countdown, David Ellefson arrancó con la línea de bajo característica de Peace Sells, se acercaba el final pero también los mejores momentos del concierto. A media canción salió Vic Rattlehead en el escenario pero personalmente creo que le faltó presencia, y hasta parecía que la máscara le quedaba un poco grande, haciendo su aparición un poco risible. Lo siento, soy más fan de Eddie the Head y creo que es difícil superarlo.


Para terminar, otra de las mejores canciones del grupo: Holy Wars... The Punishment Due, porque no hay mejor forma para terminar un concierto que con un despliegue de maestría en la guitarra por parte de Mustaine y Broderick, además de la intensidad de Shawn Drover en la batería. El sonido en el Pepsi Center WTC tampoco es el mejor, pero quiero pensar que todos sabemos como van los solos de esta canción y fácil podemos recrearlos en nuestra cabeza. 

Así es como este concierto superó por mucho a la presentación del año pasado. Vimos a una banda más dinámica, menos cansada, haciendo justicia a la celebración de uno de los puntos más altos de su discografía. Ya veremos que nos trae la segunda noche en la que escucharemos el Peace Sells... but Who's Buying?





Fotos y texto: Diego Figueroa

0 comentarios: