Ra Ra Riot @ El Plaza Condesa

Ra Ra Riot en El Plaza Condesa, viernes 5 de abril. Foto y texto: Diego Figueroa

Ra Ra Riot podía haber estado tocando ante sólo 30 fans o frente a más de 5,000, y aún así la banda se estaría divirtiendo por igual en el escenario, así que no importó mucho si había gente hablando, grabando todo el concierto desde su celular, bailando en la barricada o tomando hasta desmayarse en el suelo de El Plaza, Wes Miles declaró que éste había sido uno de los mejores shows que habían tenido.



Su más reciente producción, Beta Love, lanzada hace unos meses, recibió críticas nada favorables, lo cual probablemente desairó a más de uno previo a la segunda visita de la banda a nuestro país, pero si algo llamó la atención de los medios cuando la banda comenzaba su carrera eran las presentaciones en vivo, y eso lo reafirmaron esta ocasión, después de aquella primera impresión  que nos dieron en el Lunario en el 2010.



Wes Miles, vocalista, se encargó de liderar al sexteto durante la casi hora y media que duró el concierto, logrando que en ningún momento hubiera una parte débil en el set. Saltaba desde la batería, recorría todo el escenario, bajaba a saludar a todos los que estaban en primera fila mientras que Mathieu en el bajo, Milo en la guitarra y la violinista Rebecca también alternaban roles en los teclados. 



Con los estándares actuales, una banda con tres discos ofrecería un concierto promedio de 12 a 14 canciones, pero Ra Ra Riot sorprendió con un setlist de 19 canciones, donde incluyeron 8 del ya mencionado Beta Love, con el que se notó una evolución en el sonido de la banda, al darle la prioridad a teclados y secuencias sobre la sección de cuerdas del grupo, debido a la partida de la chelista y co-fundadora, Alexandra Lawn.



Probablemente, este concierto de Ra Ra Riot no pase a la historia como una presentación trascendental en la historia de la música en vivo en nuestro país, pero si disfrutamos cada canción sin fijarnos en cómo la calificó pitchfork, seguramente, al igual que la banda, pasaremos un buen rato, y tal vez no sea el mejor concierto de nuestras vidas, pero por hora y media pudimos disfrutarlo como si lo fuera, que al final de eso se trata.






0 comentarios: