The Rasmus @ Pepsi Center WTC

Lauri Ylönen de The Rasmus en el Pepsi Center WTC. Fotos y texto: Diego Figueroa

Pasaron dos años desde su más reciente visita a El Plaza Condesa, y 9 de la primera vez que vinieron a México, para presentarse ahora en el Pepsi Center WTC. De alguna forma aún hay fans prestando atención a The Rasmus, quienes en 2004 llenaron un Salón 21 (aún tenía ese nombre) dejando una montaña de plumitas en el suelo al terminar el concierto. Así ha sido en casi todas las ocasiones que la banda ha venido, excepto en 2008 cuando Lauri cambió de look a güero. Esta vez se veía una fila de fans con los debidos intentos de imitar la imagen del vocalista afuera del Hard Rock Live, donde ofrecerían un showcase para una estación de radio.

Si no recuerdo mal, esta sería la cuarta visita del grupo al DF, y honestamente no sabríamos decirles qué porcentaje de los fans han permanecido a lo largo de estos años, y qué otro tanto llega por primera vez a la barricada para gritar toda la noche, pero si parece que el público cada vez es menos nutrido. Por esto, no es sorpresa que el setlist del concierto de ayer se haya enfocado principalmente en el Dead Letters, aquel disco donde venía In The Shadows, con un total de 6 tracks. Otras 5 canciones vinieron del Hide from the Sun, disco que le siguió cronológicamente y que aún logró colocar un sencillo más allá de su círculo de fans, No Fear, canción que inició el concierto. Sólo dos canciones del nuevo disco aparecieron en el setlist.



The Rasmus es una banda, pero parece que eso lo olvidó el encargado de la iluminación, quien sólo se enfocaba en Lauri, por obvias razones. Eso si, todos sus gestos y movimientos provocaron gritos en sus fans y quedaron registrados en los miles de smartphones que grababan todo el concierto. Vean el hashtag #TheRasmus en instagram y revivan el concierto 15 segundos por publicación. Por cierto, ya se le notan los 34 años al vocalista.

Después de salir por primera vez del escenario, Eero, el bajista, salió con una guitarra acústica para cantar Bésame Mucho, como muestra de agradecimiento a uno de los públicos que recibe a la banda con entusiasmo. Después el resto de la banda regresó para finalizar con Stranger y Guilty. Los fans podrán no haber llenado el Pepsi Center, pero lo compensan gritando como si estuviera repleto.




0 comentarios: